Hacer frente a una mudanza es por cierto, algo estresante y que puede agobiar mucho. Cuando te toca mudarte a otro hogar, te tocas trasladar todas tus pertenencias y estas se convierten en una montaña y a veces no sabemos como empezar.

Tienes que respirar hondo y estar tranquilo. Si sigues algunos de estos consejos puede que tu mudanza sea un poco más llevadera y sabrás como cargar el camión de mudanzas.

Si el traslado de las cosas es de larga distancia, no es precisamente económico, por lo que te recomendamos es empaquetar lo realmente importante, con el objetivo de poder ocupar bien el camión de mudanzas para realizar los menores viajes posibles.

Limpieza: Todo lo que no te gusta o no quieres deshazte de ello. Lo puedes regalar o donarlo, pero el sentido es que no lleves cosas innecesarias si tú ya no las vuelves a utilizar.

Cajones: Todos los objetos que no pesen demasiado los puedes dejar dentro de los cajones de los muebles. De esa forma estarías ahorrando espacio. Limítate a proteger los muebles, para que no se estropeen fácilmente. Esta decisión tiene una doble ventaja: necesitarás menos cajas para guardar las cosas y la otra es que los objetos luego te serán fáciles de localizar.

Bolsas de plástico: ¿No tiene mucho glamour? No. Pero sin dudas es una de las mejores ideas de una mudanza. Llena bolsas de basura resistentes con artículos blandos tipo edredones, almohadas, peluches, etc. y úsalas para llenar huecos libres en el camión.Por último, deja constancia del contenido de cada una con etiquetas adhesivas y un rotulador permanente.

Pintura: Si has decidido dar a tu nuevo espacio una capa de pintura, no lo dudes: hazlo antes de colocar todas tus cosas. El motivo principal es que resulta más fácil poder pintar una casa vacía que una llena de muebles. Asimismo, si hay otras tareas de este estilo en tu lista (cambiar suelos, por ejemplo), procura llevarla a cabo antes de mudarte.

Servicios de tu hogar: Según donde se ubique tu vivienda, tendrás más o menos opciones de servicios, como la línea de teléfono o internet. Si dispones de varias opciones, trata de averiguar cuál es la mejor y cuál cumple con tus expectativas con el fin de poder elegir la que más te convenga a ti.

Plantas: Puede parecer un consejo «tonto» pero no deja de ser útil. Tener plantas en un hogar, puede armonizarlo y darle un toque de color. Además limpian el aire, renuevan energías y eso ayuda para sentirte en casa rápidamente.

Crisis en tiempos de mudanzas: Cambiarse de hogar no suele ser una actividad muy placentera, sino más bien algo costoso y que en ocasiones no se hace con mucho gusto. A veces, significa dejar atrás amigos, familiares, escuela, trabajos y por más que la nueva vivienda tenga una pinta increíble, los momentos de agobio y las crisis emocionales van a estar muy presentes. Por eso aférrate a tus seres queridos y piensa que una mudanza es para un cambio mucho mejor.