Neumáticos del coche

Cada vez es más frecuente y seguro alternar neumáticos de verano e invierno, según las condiciones climáticas.Esto supone que, durante unos meses, se han de almacenar los que no se usan. Pero no se pueden dejar en cualquier sitio, ya que si los dejamos en a la intemperie durante largos periodos de tiempo, las superficies se secan y aparecen grietas sobre los neumáticos. Por este motivo los neumáticos deben de guardarse en un lugar ventilado, seco y limpio.

Si has pensado en tu garaje, asegurate de que sea lejos de las tuberías calientes y los generadores eléctricos. También dejarlos en tu cochera requiere un espacio que podrías aprovecharlo para otra cosa, es por eso que te recomendamos INSPACE. Alquilar un trastero puede ser una solución definitiva, ya que puedes prevenir que los neumáticos se te estropeen. Los mantienes en un lugar seco, seguro y confiable.

Tampoco te olvides de que si se almacenan los neumáticos durante periodos muy largos de tiempo hay que girarlos (invertir su orden) para evitar deformaciones. Hay que evitar que queden aplastados bajo objetos pesados. Si tu piensas dejarlos almacenados por poco tiempo, lo mejor es que los apiles sobre palets y cada un mes invertir el orden de los neumáticos. Tener en cuenta que si están montados sobre la llanta hay que mantenerlos inflados y en posición vertical.

Pero antes de ponerte manos a la obra para guardar tus cubiertas, comprueba antes de desmontar los neumáticos qué posición ocupan en el coche. Así podrás intercambiar los delanteros con los traseros y hacer la rotación exigida para la durabilidad de los mismos. Asimismo limpia los neumáticos con agua, secalos bien para evitar la humedad y la corrosión, además de quitarles las posibles piedras que se adhieran en la ranura de los mismos.